Viernes, 09 Junio 2017 14:52

Dominicano preso en EEUU suministraba prostitutas a los ex presidentes Bill Clinton y Leonel Fernández

Written by Acento
Rate this item
(1 Vote)
Jose Miguel Patin Jose Miguel Patin

Un secreto a voces que para desgracia del empresario aeronáutico José Miguel Patín, auto-inculpado de narcotráfico en mayo pasado, llegó a los oídos de la Agencia Antinarcóticos de EE.UU. (DEA) allá por el 2014.

En diciembre pasado, mediante un agente encubierto, la agencia logró inculparlo junto a un tal “Chuchú” (Wilkin de Jesús Matos Félix) por el contrabando de cocaína y heroína que entraba como “cosa de rutina” por el Aeropuerto Ejecutivo de Ft. Lauderdale.

Lo que Melgen también pasaba rutinariamente en su avión, según testimonios de Patricia Goodman, ex-asistente personal del doctor, no era droga, sino prostitutas que suministraba a sus camaradas políticos para los que celebraba fiestas privadas en su villa de Casa de Campo, entre ellos, los ex senadores federales Christopher Dodd y Bob Graham, el difunto gobernador de la Florida Lawton Chiles, y los ex presidentes Bill Clinton y Leonel Fernández. VUELOS AVIÓN MELGEN

Retomando las peripecias de Patín, quien está registrado en la Florida como gerente de Elite Air Transport LLC, a sus 66 años, para no enfrentar la cadena perpetua que procedía según la Ley Norteamericana, no le quedó más remedio que declararse culpable y solicitar la desestimación de los cargos en violación a la Sección 846 del Título 21 sobre “tentativa, preparación o conspiración” del Código penal de los Estados Unidos.

Pero ¿cuál fue el descuido del piloto que lleva más de tres décadas prestando “servicios aéreos” en una compañía familiar integrada por su esposa y cuatro hijos?

Hablamos del mismo señor que en una entrevista a un periódico local argumentó del orgullo que le merecía haber llegado a donde estaba y dónde pensaba llegar.

“No por la ambición del dinero, sino más bien porque creo que el hombre hace de él lo que se propone ser, independientemente de que vivimos en un país donde las oportunidades son muy difíciles, y lograr hacer realidad los sueños cuesta demasiado sacrificio”, para citar sus propias palabras.

De acuerdo con el afidávit elaborado por el agente encubierto de la DEA, la caza empezó el 15 de Noviembre del año pasado cuando un informante (al que citan como “CS”, “confidencial source” en inglés), fijó una cita para reunirse con el piloto en el Islander Marketplace de Brickell Avenue en Miami, donde Patín acordó entregarle varios kilogramos de cocaína. JOSE PATIN DOC (COMPLAINT + AFFIDAVIT AGENTE DEA)

Lo que este no sabía era que, mientras desde su amplia experiencia “en el negocio” aconsejaba al informante (“CS”) de que “hiciera las cosas sin prisa” y fuera cuidadoso al vender las drogas, la conversación estaba siendo grabada.

Asimismo, Patín especificó que usaría palabras clave para hablar del asunto con el informante (“CS” ). Por ejemplo, “barco” significaba que se reunieran en el restaurante Rusty Pelican de Key Biscayne, o “Marina”, que simbolizaba su apartamento de Brickell Key Drive.

El mismo afidávit describe cuando el piloto preguntó entonces a “CS” si conocía a alguien que estuviera dispuesto a comprar “twenty” (20 kilogramos de cocaína), obteniendo una respuesta afirmativa.  El problema era que Patín “no los tenía a mano”, por lo que tuvo que involucrar a “Chuchú” (Matos Félix) al tejemaneje.

A la llegada del cómplice al Islander, Patín le entregó una llave para que “fuera a buscar la caja”, Félix subió a una camioneta Toyota Tundra y se dirigió al edificio de apartamentos del piloto, al poco rato entregó un paquete envuelto en plástico al “CS” en un garaje de estacionamiento cerca del Islander.

Así la DEA continuó grabando las llamadas entre Chuchú, el “CS” y Patín, quien incluso desde República Dominicana daba instrucciones sobre las intríngulis del trueque, de la manera en que cobraría las ganancias y de cómo estaba reuniendo otro cargamento de cocaína para llevar al Estado de Sol. Pero la fiesta se les acabaría un día de Navidad.

El 6 de diciembre de 2016 la DEA surtió al “CS” con una maleta de billetes falsos para el pago de Patín. A su encuentro en el Islander, el piloto  protestó por la demora del informante para recaudar el dinero por la venta de los dos kilos originales, lo que el “CS” justificó con el Día de Acción de Gracias.

Luego de acordar otra transacción por cuatro kilogramos, el informante entregó las llaves del carro a Patín para que buscara el botín. Con la certeza del que ha “coronado” el piloto y “Chuchú” salieron del café hacia un garaje cercano donde fueron arrestados.

Tras cumplir con una orden de registro en la residencia de Patín y requisar el SUV Toyota Highlander estacionado en el lugar correspondiente a su apartamento y registrado a nombre de su hija Isabel, los agentes encontraron dos cajas, cada una con dos kilogramos de coca envueltos en el mismo plástico de la mercancía previa.

Durante el interrogatorio, en un intento de proteger a su familia, Patín informó que Isabel se encontraba en República Dominicana desde hacía más de un mes. Pero se contradijo al ser cuestionado sobre quién había parqueado el vehículo el día anterior.

Fuente: Acento.com.do

Read 170 times Last modified on Viernes, 09 Junio 2017 15:00

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.


Patrocinadores

Capacitación a Distancia


Musica Romantica


Música Urbana


Música Cristiana


Últimas Noticias