Los clubes de la Liga dicen «no por abrumadora mayoría» a la Segunda de 24

Ha sido una jugada por la izquierda de Rubiales, con pase de gol a Irene Lozano y la intención de dejar en fuera de juego a Javier Tebas en su propia casa. La propuesta del presidente de la Federación de aumentar la Segunda División a veinticuatro equipos no cuela. Los equipos de la Liga Profesional rechazan la idea del dirigente federativo simplemente porque «la gran mayoría de los clubes están en contra». Así de claro.

«No podemos hacer una Liga según los intereses de algunos», manifestó Tebas hace unos días

Si la patronal hiciera una asamblea para votar este proyecto, ganaría el no con abrumadora diferencia. En esa hipótesis, algunas entidades de Primera se abstendrían para que fueran los propios integrantes de Segunda los que votaran que número de equipos quieren. Y la votación general sería «no». Hay tres razones en esta negativa de los equipos profesionales.

La primera, porque Javier Tebas conocía la postura general de los componentes de su institución y ya expuso hace unos días este argumento con nitidez: «No queremos una Segunda de 24 ¿Y por qué no una Segunda de 28? No podemos hacer una liga según los intereses de algunos».

La segunda, porque la inmersión de la Federación en este asunto es extraña, pues solo propone una solución para evitar el litigio del descenso, salvando al Deportivo y al Numancia, pero no solventa nada de la promoción de ascenso, de manera que el problema de la composición de las dos divisiones profesionales continuaría sin resolverse.

Y la tercera, porque Rubiales sabe que un cambio en la formación de la Primera o la Segunda División requiere de la aprobación de la patronal y el presidente de la Federación ya sabía que la Liga decía «no». Por ello, los clubes profesionales no aceptan que la FEF tome el testigo de un asunto que depende de la Liga y que ya había decidido. El ente de los clubes no entiende, o lo comprende todo demasiado bien, esta presión para aumentar la segunda categoría a 24 equipos, mientras todos los demás frentes quedan abiertos.

El Elche protesta
El Comité de Competición debe decidir pronto para saber cómo acaban los ascensos y descensos en Segunda, pues el parón es total. Ha rechazado que el Fuenlabrada pierda burocráticamente el partido que tenía que haber jugado en Riazor, pero no propone fecha de disputa y todo está en el limbo, tal y como dice el Elche en un comunicado oficial.

El club ilicitano aspira a jugar la promoción de ascenso a Primera y denuncia la «incertidumbre» en la que los equipos afectados viven desde hace trece días, con sus futbolistas entrenando y con situaciones contractuales que necesitan una solución. El equipo franjiverde ha solicitado a los órganos competentes «una solución rápida y justa».

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *