Sánchez y el Rey, fluidez sin cordialidad

Como las relaciones entre la Zarzuela y la Moncloa están sometidas a una intensa presión especulativa, hasta que el miércoles no se confirmó la presencia de Felipe VI en la conferencia de presidentes este viernes en La Rioja, la rumorología se disparó. De no haber asistido el jefe del Estado a la reunión se hubiese quebrado el uso constante de su presidencia en la apertura del evento desde que este órgano  de cooperación entre el Gobierno y las autonomías arrancó en el 2004. 

Seguir leyendo….

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *