Aubameyang corona al Arsenal en la Copa de Inglaterra

Fichado en diciembre para poner freno al desplome más aparatoso que ha experimentado uno de los grandes clubes del fútbol inglés en la última década, Mikel Arteta apenas pudo recomponer al Arsenal en la Premier. Finalizó octavo, fuera de puestos europeos por primera vez en 25 años, a menos que abriera la última de las puertas posibles hacia la Liga Europa: la puerta de la Copa. El trofeo con más solera de la historia del fútbol, y el que ha ganado más veces, se transformó en la misión decisiva del Arsenal, superviviente en Wembley (2-1) antes que triunfador en una final que tuvo la magia de lo imprevisible y el oportunismo de Aubameyang.

Seguir leyendo

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *