Miles de euros gastados en proteger a sus señorías del virus

La ligereza con la que la bancada socialista se saltó las recomendaciones de Sanidad y el Plan de Contingencia del propio Congreso el pasado miércoles contrasta con el gran esfuerzo presupuestario que realiza la Cámara para mantener a los diputados y a todo el personal a salvo de la epidemia.

Test de detección
La Cámara Baja adjudicó el 6 de julio un contrato para la realización de test de serología SARS-CoV-2 por 79.500 euros. La operación figura en la Plataforma de Contratación del Sector Público y fue negociada sin publicidad por su carácter de urgencia. Es el único contrato relacionado con el coronavirus cuyo importe ha sido comunicado.

Cartelería, contenedores biosanitarios, papeleras con pedal, tapas de inodoros, grifos, pulsadores urinarios…
La Cámara Baja está llevando a cabo una amplia renovación de los elementos del complejo apostando por la automatización para reducir al máximo los contactos.

Mamparas de metacrilato
Las dimensiones de estas pantallas transparentes deben ser tales que su parte superior quede situada, como mínimo, a dos metros del nivel del suelo. Se ubican en todos los mostradores de atención al público.

Limpieza de uniformes
Una empresa especializada limpiará y desinfectará periódicamente los uniformes y cualquier ropa de trabajo que deba utilizarse por parte del personal funcionario o laboral de la Cámara.

Teléfonos móviles
El Congreso está proporcionando un teléfono móvil a todo aquel personal que pudiendo teletrabajar no pudiera hacerlo por carecer de este equipo.

Equipos informáticos
El Plan de Contingencia de la Cámara también establece la adquisición de ordenadores portátiles, escáneres, impresoras, etcétera para todo aquel que carezca de ello en su domicilio, para facilitar así el teletrabajo.

Licencias de software
Como consecuencia del punto anterior, el Congreso también adquirirá todas las licencias de software necesarias para el uso de los nuevos equipos informáticos.

Servidores y terminales
Asimismo, la Cámara Baja está comprando «cualquier hardware o software o sistema o equipamiento informático» que se requiera para asegurar que todo su personal «pueda realizar sus actividades mediante el teletrabajo» de forma segura.

EPI
En cuanto a la protección individual, el Congreso se ha abastecido de mascarillas quirúrgicas para proporcionar una cada cuatro horas de trabajo (dos al día) a todo su personal, además de mascarillas de tipo FFP2, FFP3 y pantallas faciales para varios departamentos.

Desinfectantes
El Congreso ha adquirido geles homologados de limpieza de manos tanto a granel (para rellenar dispensadores) como en recipientes (para su entrega a cada despacho). Además, la Cámara también ha considerado necesaria la adquisición de dispensadores «accionados preferiblemente por detectores de presencia para evitar cualquier contacto con los mismos» para su instalación en todos los accesos de edificios, mostradores y puestos de control, salas, lugares de paso etcétera…

Alfombrillas desinfectantes
Este material tiene el objetivo de desinfectar el calzado de todo aquel que acceda a la Cámara por cualquiera de sus entradas, ya sean para personal, mercancías o los accesos a las distintas plantas del complejo desde los garajes.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *